Claves para una educación basada en la Neuropedagogía.

¿QUÉ ES LA NEUROPEDAGOGÍA?
La neuropedagogía es una rama de la neurociencia que estudia como aprende el cerebro.

Propone que, para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje. El docente debe detectar los distintos estilos de aprendizaje de sus estudiantes. Que le permitan lograr una comunicación eficaz y asertiva con los estudiantes. Potenciando así sus competencias cognitivas y emocionales, convirtiéndose en protagonistas de sus aprendizajes.

Principios para llevar un proceso de Neuropedagogía:

A continuación, señalamos varios principios que debemos considerar para llevar un proceso de neuropedagogía efectivo:

Se debe incentivar a los estudiantes a resolver problemas, utilizando de esta manera su capacidad de razonar.
Generar que el estudiante encuentre el sentido e importancia de lo que aprende. No se le debe obligar a memorizar información sin sentido.
Los estudiantes deben sentirse motivados a aprender algo nuevo, deben emocionarse con lo que aprenden.
Los docentes deben favorecer una atención personalizada, atendiendo las necesidades de aprendizaje de cada estudiante.
Es importante que el estudiante se hidrate para que el cerebro se oxigene, durante el desarrollo de las actividades de aprendizaje.
Brindar una alimentación balanceada para lograr un aprendizaje efectivo. Por ejemplo, consumir una porción de frutas que le permita tener energía suficiente para aprender.
Cantar, jugar, bailar con alegría. Distraerse entre clases es fundamental para un aprendizaje positivo.
Cada estudiante aprende de manera diferente, por lo tanto, el docente debe respetar los ritmos y estilos de aprendizaje de cada estudiante.
Considerar la perspectiva de los estudiantes, respetar sus opiniones.

NEUROPROPUESTAS:

  • Los estudiantes aprenden con todo su cuerpo y todos sus sentidos, por lo tanto, el docente puede desarrollar actividades que le permitan aprender haciendo, utilizando el sonido, el color, el movimiento, etc.
  • Desarrollar actividades auténticas, que den lugar a un aprendizaje contextualizado. Generar en  los estudiantes  la investigación  y el aprendizaje según su estilo.
  • Ofrecer oportunidades para la creación de productos,
  • Fomentar la participación de los estudiantes en la elaboración de conocimientos basados en la indagación, deliberación, consenso y transferencia.
  • Aprender a gestionar las propias emociones e identificar las emociones de los demás.
  • Desarrollar y gestionar la empatía.
  • Desarrollar las Habilidades sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *